Pasos

De muchos es conocida la Semana Santa de Briviesca pero son los propios briviescanos quienes se sienten orgullosos de ella. La misma no sería tal si no fuese por sus imágenes y pasos.  Antiguos y artísticos unos y más modernos otros. Todos de gran significado y valor forman un conjunto sobrio y singular dentro de la tradición castellana.

Diecisiete son los pasos que la Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Briviesca procesiona en Semana Santa. Se describen a continuación para quienes les quieran conocer y como homenaje y dedicación especial a todos que desde sus comienzos colaboraron en su adquisición y a quienes siguieron y siguen, algunos de generación en generación, trabajando en su mantenimiento y custodia.

El hábito que distingue a los cofrades de los diferentes pasos es particular en colores, siempre unificado en guantes blancos, zapatos negros y la medalla de la cofradía.

Reviw on bokmaker Number 1 in uk http://w.artbetting.net/ William Hill
Full Reviw on best bokmaker - Ladbrokes http://l.artbetting.net/ full information

ENTRADA DE JESUS EN JERUSALÉN

BorriquillaRepresenta la imagen de Jesús a lomos de un asno en su entrada triunfante en Jerusalén.

Es obra del escultor local D. Pedro Luis Peña Sáez. Fue realizado por encargo de esta Cofradía y sufragado a partes iguales con el Excelentísimo Ayuntamiento de Briviesca en el año 2002. Desfiló por primera vez en el año 2003. El paso se compone de la talla de Jesús sonriente a lomos de una borriquilla de tamaño natural. Va montada sobre una carroza de pequeñas dimensiones.

Es llevada por cuatro cofrades con traje, medalla y insignia de la Cofradía. Le acompañan los sanjuanillos que van vestidos con un hábito blanco y cíngulo rojo.

El Mayordomo es Francisco Ortiz Díez.

ORACIÓN EN EL HUERTO

Representa la aparición del ángel en el olivar de Getsemaní, donde Cristo se retiró a orar después de la sagrada Última Cena.

Paso Oración en el Hueerto de Briviesca
Fue adquirido en Olot (Gerona) en 1917 cuando desfiló por primera vez y fue costeado por donación particular de la familia de D. Ignacio Cortázar de la Fuente. Se compone de una única talla de escayola que representa a Jesús, de rodillas, orando ante el Padre cuando se le apareció el ángel sobre una roca con el cáliz. Es un conjunto de dimensiones reducidas. Va montada sobre una carroza con los símbolos de la pasión que anteriormente perteneció al paso del Santo Sepulcro. Esta carroza se reformó en el 2010 para realzar más la talla.

Es llevado por cuatro cofrades que van vestidos con hábito verde, capirote con el escudo de la Cofradía bordado a la altura del pecho y cíngulo blanco roto. El paso va acompañado por cofrades que portan cruces y faroles y que además llevan capa de color blanco roto.

El mayordomo encargado de La Oración en el Huerto es Jesús Sagredo Ruiz.

FLAGELACIÓN DEL SEÑOR

flagelaciónRepresenta los azotes que Cristo padeció atado a la columna, previos a la sentencia de muerte determinada por el gobernador de Judea, Poncio Pilato.

Procede de Olot (Gerona) y su molde fue realizado por los escultores Costa, Martrus y Traite. Fue adquirida por suscripción popular de cuantos briviescanos residían en Madrid en 1950. Desfiló por primera vez al año siguiente. Está formado por tres figuras: la del Señor atado a la columna de tipo bajo (característica a partir del Concilio de Trento), la de un judío o sayón azotándole y la de un soldado romano vigilando la situación. Contrasta fuertemente la fealdad y lo grotesco de estos frente a la belleza y apostura del Señor a pesar de estar sometido a tormento. Esto responde a una técnica clásica de identificación de la belleza formal y belleza moral o virtud y al contrario.

El paso es llevado por cuatro cofrades que llevan una túnica roja con puntilla negra en las muñecas, capirote rojo con el escudo de la cofradía bordado en el pecho y cíngulo rojo. Acompañan a este paso cofrades que además llevan una capa negra.

La mayordoma del paso es Amaya Ezquerro Ruiz.

ECCE HOMO

Representa a Cristo atado a la columna y coronado de espinas.

ecce homoEsta imagen de pequeñas dimensiones y gran expresividad data del siglo XVII, como así lo delata la columna de tipo alto. Se encuentra de pie, atado de pies y manos abrazando a la columna y coronado de espinas. Esta imagen procesiona sobre una carroza de madera realizada en 2012. Forma parte de la imaginería tradicional de Semana Santa de la Ciudad reunida en el altar de la Dolorosa en la iglesia de San Martín. Fue restaurada en el año 2011. A pesar de ser una de las tallas más antiguas, comenzó a desfilar por primera vez en la década de los noventa del pasado siglo.

Es llevado por cuatro cofrades que van vestidos con túnica negra, cíngulo, capa y capirote dorados. Los cofrades que lo acompañan portan varas.

Amador Angulo Barrio es el mayordomo de este paso.

CRUZ PENITENCIAL

cruz penitencial procesión del santo entierroSímbolo de la pasión de Cristo, cruz vacía, desafiante a cuantos penitentes quieran cargar con ella.

La cruz es de madera de olmo policromada en negro. Tiene una longitud de seis metros de largo por dos en el crucero y pesa ciento sesenta kilogramos. Es de donación particular en agradecimiento por haberse visto librados de la peste los miembros de una familia. Con esta cruz en la mañana del Viernes Santo se subía al Parque del Depósito en el monte de los Pinos al igual que lo hizo Nuestro Señor Jesucristo al Calvario. A partir del año 2014 y debido a la modificación de esa procesión para incluir en ella la representación del Descendimiento del Cristo Yacente, procesiona en la nueva procesión del Descendimiento. Durante el resto del año esta cruz queda expuesta al fondo de la nave derecha de la Iglesia de San Martín, de frente a la entrada habitual a la iglesia.

Durante los desfiles procesionales es portada por dos hermanos cofrades que visten túnica negra, cíngulo verde oscuro y capirote negro con el escudo de la Cofradía bordado en el pecho.

El mayordomo de la Cruz Penitencial es Carlos Cuartango Moreno.

EL NAZARENO

nazarenoRepresenta a Cristo cargando con la Cruz a su paso por la Vía Dolorosa camino del Calvario.

Es una imagen de gran valor artístico fechada en el siglo XVII que se venera en el retablo de la Dolorosa de la Iglesia Parroquial de San Martín durante todo el año.  Fue una de las cuatro que anteriormente se veneraban en la Ermita de San Pedro Mártir que se cree ubicada en el entorno de la Avenida Miranda. La imagen, que es de tamaño reducido, lleva una túnica púrpura con los símbolos de la pasión bordados con hilo de oro. El Nazareno ha sido restaurado en 2011, volviendo su semblante, manos y pies al estado natural primitivo. Porta una cruz de madera de unos tres metros de longitud por uno y medio de ancho. Va montado sobre una carroza, recién restaurada, que lleva esculpidos a los cuatro lados el emblema de la Cofradía.

Es llevado por cuatro cofrades que llevan una túnica negra, cíngulo dorado y capirote morado. Los cofrades acompañantes llevan una túnica blanca, cíngulo dorado, capa morada, capirote morado y vara.

El mayordomo del nazareno es Carlos Zugasti Moneo.

LA VERÓNICA

verónica

Representa el encuentro de Jesús con aquella mujer que sintiendo profunda lástima ante el Nazareno cubierto de sudor y sangre no vacila en enjugar su rostro con un lienzo en el que quedó grabada su imagen.

Fue donado por una familia en 1950 y desfiló por primera vez al año siguiente. El grupo escultórico de escayola es de la misma fábrica que la Flagelación, de los talleres de Olot (Gerona) y está formado por cuatro tallas de tamaño natural de gran belleza: Cristo portando la cruz a cuestas con gesto serio, la Verónica que enjuga el rostro ensangrentado de Cristo que queda grabado en el lienzo, un soldado romano que vigila la escena y un sayón que tiene atado a Cristo con una gran soga. Va montado sobre una carroza fabricada en madera de nogal por el briviescano Don Santiago Sanz Domínguez
.

El paso es llevado por cuatro cofrades que visten una túnica azul, fajín blanco y capirote blanco con el emblema de la Cofradía bordado en el pecho. El paso es acompañado por cofrades que portan una vela y encabezados por otro que muestra el lienzo con el rostro de Cristo. Todos ellos visten túnica y capirote azul con el emblema bordado en el pecho, capa y fajín blancos.

El mayordomo del paso es Cipriano Gómez Acebo.

LA ELEVACIÓN DE LA SANTA CRUZ

elevacion de la cruz
Representa el momento en el que Cristo, una vez clavado en la cruz, es elevado en el Calvario junto con el buen y el mal ladrón.

El paso se compone por la imagen de Cristo agonizante en la Cruz, que es portada por los jóvenes de la Cofradía. El paso es muy sencillo y consta de una cruz inclinada con dos sogas atadas a los lados. Es el único paso que se porta a hombros al igula que la Cruz Penitencial. La imagen data del siglo XVIII y se venera en el altar neoclásico de la nave izquierda de la Ex Colegiata de Santa María la Mayor, la del Evangelio. Es uno de los últimos retablos que se construyeron en este templo por acuerdo del Cabildo debido al mal estado del anterior. La imagen de este Cristo que sufría gran deterioro ha sido restaurada recientemente, en el año 2010. Desfiló por primera vez en el año 2008 siendo el último paso en incorporarse a la Procesión del Santo Entierro.

Los cofrades que portan ese paso llevan túnica blanca, capirote y cíngulo naranja. Los que le acompañan llevan además capa de color naranja. Dos de ellos portan dos faroles de plata a cada lado del paso.

La mayordoma del paso es Begoña Hermosilla Álvarez.

LA DOLOROSA

Uno de los mayores exponentes del amor que Briviesca profesa a la Reina del Cielo es su Virgen Dolorosa.

Data del mismo año que el Cristo yacente 1767, aunque bien puede ser anterior, y se venera en el mismo altar en la parte derecha de la Iglesia de San Martín. La imagen es de tamaño natural y es una talla de vestir. Procesiona con un rico manto adquirido por suscripción popular estrenado en la Semana Santa de 1967, con motivo del 200º aniversario de la talla, que fue confeccionado por las RR. MM. Adoratrices de Burgos y Valladolid. Mide cinco metros de largo y cuatro de ancho, es de terciopelo negro y está bordado en oro de primera calidad enriquecido con perlas y pedrería. Completa este paso su artística carroza de madera de embero con incrustaciones de láminas de oro, obra del escultor D. Andrés Martínez. La diadema es del año 2002 cuando la Cofradía la adquirió para que procesionara en sustitución de la que lleva a diario, más pequeña. La restauración de la carroza en su parte superior en el 2013 y la renovación de la iluminación anterior sustituida por la adquisición de nuevos candeleros han contribuido a mejorar la perspectiva del conjunto del paso en sencillez y armonía.

La Dolorosa es llevada por cuatro cofrades que visten túnica negra, cíngulo y capa y capirote granates. Es acompañada cofrades que visten de igual manera y por las Damas de Honor que visten con traje de falda y chaqueta negra y mantilla.

El mayordomo del paso es Óscar Calzada del Campo.

SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIACIÓN

Representa el último suspiro, la expiación final de Cristo crucificado.

el salineroLlamado también “Cristo Salinero”. Es una magnífica talla del siglo XVI de grandes dimensiones. No se conoce su autor pero sí quien lo donó, Don Manuel de la Torre Ortiz Vela. A pesar de ser la imagen más antigua de todos los que desfilan en la Semana Santa briviescana no desfiló en la procesión del Santo Entierro hasta 1951. Ahora lo hace también en dos más, en el Vía Crucis Penitencial el Martes Santo y al día siguiente en el Rosario Penitencial. Va montado sobre una artística carroza de olmo de estilo gótico cuyo autor es Don Santiago Sanz Domínguez. Es, sin duda, uno de los pasos más queridos de los briviescanos. En el año 2011 se llevó a cabo una restauración sobre la imagen de este Cristo causando la misma gran admiración al haber vuelto con gran nitidez a su estado primitivo. Puede admirarse durante el año en la capilla de la Virgen del Carmen, en la parte izquierda de la Iglesia Parroquial de San Martín.

Lo llevan cuatro cofrades que visten túnica y capirote con el emblema bordado en la caída delantera negros y cíngulo verde. Delante de ellos y tras el Estandarte de la Cofradía desfilan los miembros de la Junta de Gobierno que a la vestimenta anteriormente descrita hay que añadirles la capa y capirote verdes y sus varas correspondientes.

La Mayordoma del paso es Mónica Laso de la Vega Martínez.

EL DESCENDIMIENTO

Representa el momento en el que el cuerpo sin vida de Cristo es bajado de la cruz en presencia de su Madre y de María Magdalena, sumidas en el más profundo dolor.
descendimiento
El conjunto es obra maestra del escultor burgalés D. Valeriano Martínez Abelenda y está formado por un conjunto de cuatro tallas de tamaño natural: Nicodemo en la escalera, María Magdalena, la Virgen María y Cristo sujetado por José de Arimatea en el centro y una gran cruz de madera. Fue realizada en escayola estofada con panes de oro y efectuada a molde perdido para ser obra única. El paso fue costeado por suscripción popular organizada por la Cofradía de la Santa Vera Cruz. Desfiló por primera vez en el año 1951. Es el paso de más altura de los que desfilan en la Semana Santa briviescana.


Es el paso más pesado y por eso es llevado por ocho cofrades a pesar de que tiene ruedas. Llevan un hábito formado por una túnica azul, fajín, capa y capirote blancos. Tres de estos cofrades llevan los instrumentos de la pasión: la corona de espinas, el martillo y los clavos y el látigo.

El mayordomo del Descendimiento es José Luis Lesmes Gómez.

NUESTRA SEÑORA DE LA PIEDAD

piedad
Representa el profundo dolor de la Virgen María al tomar en sus brazos el cuerpo sin vida de su Divino Hijo.


Escultura de finísimo gusto formada por una talla de fabricación moderna en escayola. Procede de los talleres de Olot (Gerona). Fue adquirida por suscripción popular promovida por esta cofradía en el año 1952. La magnífica carroza de estilo gótico con incrustaciones de láminas de oro fue fabricada por el escultor burgalés D. Valeriano Martínez Abelenda y en un principio portó la Dolorosa. Su donación se debe al Excelentísimo Ayuntamiento de Briviesca y por ello lleva el escudo de la Ciudad.

La túnica de los cofrades que acompañan a este paso se compone de hábito blanco roto, capa, cíngulo y capirote negros. Portan también velas.

Pedro del Val Rasines es el mayordomo de la Piedad.

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ


Representa y recuerda la recuperación de la Vera Cruz, su traslado al Santo Lugar y la santificación de su fiesta.


"Hacia el año 320 la emperatriz Elena de Constantinopla encontró la Santa Vera Cruz, la cruz en que murió Nuestro Señor Jesucristo. La emperatriz y su hijo Constantino hicieron construir en el sitio del descubrimiento la Basílica del Santo Sepulcro, en la que guardaron la reliquia.

En el 614 el rey Cosroes II de Persia invadió y conquistó Jerusalén y se llevó la Cruz poniéndola bajo los pies de su trono como signo de su desprecio por el Cristianismo. Pero en el 628 el emperador Heraclio logró derrotarlo y recuperó la Cruz. La llevó de nuevo a Jerusalén el 14 de septiembre de ese mismo año y para ello se realizó una ceremonia en la que la Cruz fue llevada en persona por el emperador por toda la Ciudad. Desde entonces, ese día quedó señalado en los calendarios litúrgicos como el de la Exaltación de la Vera Cruz".

Desde hace unos años atrás la Cofradía ha venido preparando una serie de actos para conmemorar la Exaltación de la Cruz y por este motivo el briviescano D. Gregorio Sanz Casado elaboró en 2009 un sencillo paso que se compone de una cruz con sudario. Esta cruz está presente en los actos celebrados en septiembre y se acude en procesión al Crucero de la Plaza Santa Teresa.

SANTO SEPULCRO


Cristo yace en espera de su triunfal resurrección.

Es una hermosa imagen de grandes dimensiones y valor artístico que data del año 1767. Fue adquirida por el Cabildo de la entonces Parroquia de San Martín. Los brazos del Cristo son articulados haciéndolo apto para la representación del Descendimiento aunque no se tiene constancia de la realización de esta práctica.

Para la procesión posee un bello sepulcro de plata con lunas de cierre de vidrio biselado e inalterable rematado en sus vértices por cinco figuras de plata que portan instrumentos de la Pasión: cuatro ángeles que portan elementos de la pasión (Corona de Espinas, Lanza, Caña y esponja y la escalera) y una original alegoría de la fe en su remate superior. Este fue adquirido por suscripción popular con una importante aportación del Excelentísimo Ayuntamiento de Briviesca en el año 1904, quien lo acordó en sesión plenaria el 11 de febrero de ese año ascendiendo su coste a tres mil pesetas. Fue fabricada en el taller del Sr. Meneses.
El sepulcro va montado sobre una carroza de andas de estilo gótico con incrustaciones en láminas de oro y plata elaborada por el escultor burgalés D. Valeriano Martínez Abelenda. y donada también por el Ayuntamiento de Briviesca en 1951.

En la procesión del Santo Entierro es escoltado por tres miembros del Cuartel de la Guardia Civil de Briviesca y llevado por cuatro cofrades que visten túnica blanca, fajín, capa y capirote con el emblema de la Cofradía bordado púrpuras.

El mayordomo del paso es Miguel Ángel Corral Díez.

APÓSTOL SAN JUAN

San Juan ApostolDe importancia significativa es la figura de San Juan en la vida y Pasión de Cristo. El apóstol amado, que desde la agonía de la cruz es dado como hijo a María y este y toda la humanidad la recibimos como Nuestra Madre.

Resulta algo insólito la figura de San Juan en las procesiones de Semana Santa. Pero en la de Briviesca tiene significado, ya que gira en torno a ella desde su instauración, la sección infantil de la Cofradía. Se trata de una imagen moderna de gran tamaño, fina labor y colorido. Va montada sobre una carroza de nogal que junto con la imagen fue donación familiar. Desfiló por primera vez el año 1951.

El paso es llevado por cuatro cofrades que llevan túnica y capa blancos y cíngulo y capirote rojos.

El mayordomo a cargo del paso es Félix San Juan Gómez.

LA SOLEDAD

Representa el momento en el que María queda en soledad tras el entierro de su hijo en la tumba cedida por José de Arimatea, recordando los tormentos que su Hijo había padecido, a la espera de su triunfal Resurrección.

Desfiló por primera vez en el Vía Crucis Penitencial del Martes Santo de la Semana Santa 2000. La Virgen de la Soledad es una talla de vestir de pequeñas dimensiones del siglo XVIII que procesiona en el Vía Crucis del Martes Santo y vela desolada a Cristo Yacente en el Catafalco que se instala en la iglesia de San Martín al sábado siguiente. También es participe en la procesión de Miércoles Santo desde el 2014. Viste un manto acorde con el tamaño de la talla que es de terciopelo negro con los bordes bordados con hilo de oro, los primeros años recubierto por una mantilla blanca que pertenece a la Virgen del Rosario y así nos la cede la Cofradía homónima y un vestido también de terciopelo negro con los símbolos de la pasión bordados en hilo de oro. Tiene un gesto sereno y lágrimas en su rosto. Esta imagen es conocida en la ciudad como "la carbonerilla" por el color oscuro de su rostro. 

La carroza es llevada por cuatro cofrades que visten como los que acompañan al Ecce Homo.

El mayordomo del paso es Amador Angulo Barrio.

VIRGEN DE LA ALEGRÍA

alegría“Reina del cielo alégrate, porque el que mereciste llevar en tu seno, ha resucitado según su palabra”

Imagen del siglo XVIII que representa el momento en el que la Virgen pierde el luto llena de alegría tras recibir la noticia de la Resurrección de su Hijo. A pesar de representar un momento alegre la talla mantiene un rostro sereno. Se trata de una talla de pequeñas dimensiones para vestir, realizada al gusto de la época. Viste un manto blanco con bordes de hilo de oro y un velo de puntilla que le cubre el rostro. Está ceñida por corona real cerrada en plata.

Es portada a hombros por los mismos cofrades y mayordomo que la Verónica.

CRISTO RESUCITADO

Representa a Cristo en su Resurrección, en la salida triunfal del Sepulcro

Imagen del siglo XVII de tamaño natural. Durante el año se venera en la parte delantera de la nave derecha de la Iglesia de San Martín, la de la pila bautismal, en un arco incrustado en la pared.

Es portado por cuatro cofrades que visten igual que los que acompañan al Cristo Yacente. Es acompañado por los cofrades pertenecientes a los pasos que no acompañan a la Virgen de la Alegría.

El mayordomo es José Luis Mena Cuartango.
Copyright 2013 - Cofradía Santa Vera Cruz - Briviesca
UK Bookmaker http://f.artbetting.net
BIGTheme - Free Templates